domingo, 4 de agosto de 2013

Informes

Tras una primera parte gris, el Real Madrid tuvo que recurrir al desparpajo de dos de sus jóvenes estrellas, Vinicius Júnior y Marco Asensio, para vencer 3-1 a la Juventus.

Así, los merengues ganaron su primer partido ya sin Cristiano Ronaldo en sus filas, quien se fue a la Vecchia Signora pero no tuvo actividad en el duelo.

Tras el autogol de Dani Carvajal (12'), el nuevo líder del Madrid, Gareth Bale (39'), logró el empate pocos minutos antes del descanso y Asensio (47' y 56'), con dos goles en los que participó el brasileño, remató la faena en una segunda mitad de claro color blanco.

A pesar del contundente resultado final, durante los primeros 45 minutos los españoles fueron de menos a más.

A pesar de que eran dueños claros del balón, la presión de los italianos impedía a los blancos subir mucho más arriba del centro del campo.

Con el paso de los minutos, el intenso calor fue haciendo mella en los jugadores de la Juventus, que ya no llegaban con la misma intensidad a presionar al rival, lo que fue aprovechado por el Real Madrid para ir ganando terreno.

A diferencia de Allegri, que solo efectuó un cambio en el descanso, Lopetegui decidió dar entrada a cinco jugadores, entre ellos Asensio y Vinicius, que dieron un nuevo aire al equipo blanco.

De hecho, el brasileño dejó claro desde el primer minuto su intención de cambiar por completo el guion del partido con su juego eléctrico y en los primeros diez ya había participado en dos goles.

Los blancos disputarán su último partido de la gira estadounidense el próximo martes contra la Roma en el MetLife Stadium (East Rutherford, Nueva Jersey).